Con la edad nos llega la presbicia o según se dice “la vista cansada”.

A mi no se me ha cansado la vista, sino todo lo contrario; mi vista se ha agudizado tanto que no quiero ver el todo, me interesa más el detalle. Cada vez quiero menos Profundidad de Campo.

Abre y que la luz inunde tu objetivo.