La Belleza inmarchitable, el Amor eterno, La Pasión sin fin,… Todo ello parece patrimonio exclusivo de los artistas que mueren jóvenes.