“El imitar a otros pone de manifiesto la falta de Originalidad. El imitarse uno a si mismo evidencia además una gran falta de Creatividad”

… y en algunos casos muestra una ausencia absoluta de buen gusto.