“El tamaño de la firma es inversamente proporcional a lo que queda visible de una fotografía”